EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

El perdón se traduce en nobleza

Posted by Periódico el centroamericano en enero 29, 2008

Licda. Carolina Montero

Perdonar es un acto de amor a los demás y una muestra de nobleza.¿Por qué no perdonar por los errores cometidos durante este año que finalizó?.

Por qué no disculparnos o perdonar esa fiesta de familia a la que no llegamos; por ese abrazo de consuelo que no pudimos dar porque estábamos ocupados en nuestra acelerada vida, por esa llamada telefónica que esperaba nuestra madre, otro familiar o amigo cuando necesitaba un rato de consuelo, a los cuales no asistimos por hacer cosas menos importantes.

Quizá en ese momento preferimos ver el partido de fútbol, reunirnos con los amigos en un bar o peor, nos dio pereza salir de casa.

A veces lo que hagamos o dejemos de hacer afecta a los demás, y siempre la satisfacción y la felicidad personal depende también de lo bueno que brindemos como seres humanos. Muchas veces son miles las excusas que presentamos para no compartir con la familia.

En los días de fiesta y reunión familiar, es tiempo para perdonar y alivianar ese saquito de culpas que todos llevamos a cuestas. Hay tiempo para analizar lo que se puede cambiar y hacer mejor. Este año que empieza es vital iniciarlo con una actitud más positiva, como si fuera una página en blanco en donde escribimos una nueva historia. Ahí podemos cambiar esas ausencias injustificadas, esas palabras de afecto que no logramos decir.

El cambio depende de cada uno de nosotros. Tenemos en nuestras manos hacer bien las cosas. Dar más atención a la familia, más cariño, más salud, cuidar de nosotros mismos; es fácil proponérselo y cumplirlo.

Han pasado las fiestas y los regalos, pero regalemos también un saco de sentimientos, disfrutemos de este año que inicia sin tanto exceso y superficialidad. Guardemos para los tiempos difíciles; recuerde que siempre hay tiempo para disfrutar las cosas lindas de la vida y que mejor que aprender a disfrutar en familia. Todo está en poder ver las cosas por muy insignificantes que parezcan: una mañana soleada o una mañana lluviosa es una mañana que podemos vivirla intensamente y está en nuestras manos disfrutar de todas las mañanas por distintas que sean.

Limpiemos nuestro corazón primero y empecemos este año con inmensas ganas de trabajar por nuestro bien; por el de nuestra familia y nuestro país.

Perdonemos las malas decisiones y pensemos que vendrá nuevas oportunidades en que tomaremos mejores decisiones, así el pasado será parte de nuestra historia y simplemente una lección de la vida para que cada dia seamos mejores personas, independientemente donde vivamos.

Los buenos sentimientos son gratis y están ahí esperando para quien quiera tomarlos, escriba mejor su historia. Felicidad, dicha y paz para el 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: