EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

“No me he aliado con Alemán, me alié con las bases y estructuras liberales del país”

Posted by Periódico el centroamericano en abril 9, 2008

El candidato a la alcaldía de Managua, Eduardo Montealegre, aseguró a El Centroamericano que hizo alianza con el PLC porque el pueblo de Nicaragua lo pedía


Por Josué Bravo y Elvis Martínez A.

Cualquiera diría que Eduardo Montealegre pasó de ser cura a sacristán, al haber aceptado la candidatura por la Alcaldía de Managua en coalición con el Partido Liberal Constitucionalista (PLC); luego de haber logrado un segundo lugar en las elecciones presidenciales del 2006 como candidato de la Alianza Liberal Nicaragüense.

Pero, aunque él no lo reconoce, en Nicaragua sus críticos aseguran que esto es una estrategia política que le servirá – si logra la alcaldía – como catapulta hacia una nueva candidatura presidencial en el 2011, pues su objetivo es la presidencia de Nicaragua.

Montealegre, ex banquero y economista de 53 años, ganó adeptos porque vendió en la campaña presidencial una imagen de político honesto en contra del pacto, como es llamada la alianza que mantiene desde hace años el líder del PLC, el ex presidente Arnoldo Alemán, con el actual presidente Daniel Ortega, que les ha permitido repartirse cuotas de poder en el Estado.

Es por ello que sus seguidores aún no terminan de digerir la unidad de Montealegre con Alemán, condenado por actos de corrupción.

Las elecciones municipales en Nicaragua son en noviembre y quizá su principal adversario no es el ex tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello, candidato oficialista; sino el interés del gobierno sandinista de sacarlo del juego electoral mediante una eventual condena, generada por lo que sus adversarios consideran fue una errónea emisión – mientras era Ministro de Hacienda en el gobierno anterior -, de los Certificados Negociables de Inversión (CENIS) a raíz de las quiebras bancarias.

¿Qué argumento sopesó para formar alianza con el PLC?

Nosotros creemos que en Nicaragua la población estaba pidiendo que nos uniéramos todos los liberales, teníamos un contrincante común que es Daniel Ortega. Nosotros llevamos en las elecciones pasadas la lucha contra el pacto y era el grupo más anti Ortega, que no quiere que Daniel continúe llevando el país por el rumbo equivocado. Al derrotarlo en las próximas elecciones municipales vamos a derrotar a ese socio mayor del pacto y por lo tanto derrotar al pacto.

¿Por qué no se dio esa alianza en las elecciones presidenciales del 2006?

Bueno, porque fue muy difícil en ese momento, yo tuve toda la voluntad. El ex presidente Alemán no quiso aceptar algunas de las condiciones que habíamos puesto, esta vez sí las aceptaron, y por lo tanto la población, después de ver un año y medio de desgobierno del presidente Ortega, está sumamente preocupada y puso mucha presión (para la unidad), sobre todo al PLC.

¿Sufrirá algún costo político haberse aliado con el partido de Alemán?

Yo no me he aliado ni con Alemán, ni con la cúpula de Alemán, yo me he aliado con las bases y estructuras liberales a lo largo y ancho del país, de hecho el lema de mi campaña será “Vamos con Eduardo en la casilla uno”, que ha sido mi lema.

¿Al optar por la alcaldía de Managua, está renunciando a la candidatura de presidencial?

En primer lugar dice mucha gente que uso la Alcaldía de Managua como trampolín. Yo no necesito la Alcaldía de Managua como trampolín, de hecho yo soy sumamente conocido y quedé en segundo lugar (en las alecciones presidenciales). Por otro lado, yo voy a ser lo que el pueblo de Managua y el pueblo de Nicaragua quiera. En este momento me voy a enfoca en ganar las elecciones municipales y hacer el mejor trabajo posible como alcalde.

¿Usted no teme ser rehén del pacto si llega a la alcaldía?

Si fuera rehén del pacto no me hubiera aliado, porque lo último que quiere Daniel Ortega es que nos aliemos las estructuras y las bases liberales para derrotarlo en las próximas elecciones. Haber aceptado no hacer esta unidad con las estructuras liberales, hubiera sido aceptar el chantaje, aceptar lo que Daniel Ortega quería.

¿No teme que los sandinistas los saquen del juego antes de las elecciones con el caso de los CENIS?

Con los Cenis no me van a chantajear. No he hecho nada malo, está todo clarísimo. Si yo hubiera aceptado no aliarme con las bases liberales hubiera aceptado que me estuvieran chantajeando con los Cenis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: