EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

Editorial

Posted by Periódico el centroamericano en mayo 12, 2008

Según datos del Organismo de Investigación Judicial, en el país se comente un asalto por hora, mientras que una persona muere por día producto de éstos. Los asaltos van en aumento y cada vez son más violentos, la mayoría de ellos en San José. Esas estadísticas solo pueden sugerir que el Estado les está fallando a sus ciudadanos en materia de seguridad. La seguridad ha colapsado, aunque el nuevo jerarca del Ministerio de Seguridad no lo admita.

Quienes formamos parte de la cifra de víctimas no nos podemos quedar con los brazos cruzados, pues aparte del trauma que genera que lo encañonen a uno para quitarle sus pertenencias, es inaceptable que se siga tolerando a tanto delincuente suelto, mientras los buenos ciudadanos pagan los platos rotos de leyes que dan a las víctimas en la cara como gelatina caliente. Tampoco se trata de tomar la justicia en nuestras manos, como ha sucedido en varias ocasiones, pues para ello están las autoridades.

Cuando observamos que hasta los policías no se escapan ante la ola de violencia y delincuencia en el país, y no se trata de ser alarmistas, sino realistas, nos damos cuenta que urge no sólo que los ciudadanos reclamen a las autoridades, pues se han quedado cortas en garantizar la seguridad a cada individuo que vive en este país.

Pero garantizar la seguridad en su barrio, en su residencial o hasta en su misma casa, no sólo puede depender del Gobierno, los ciudadanos estamos en la obligación de aportar al cambio. Debemos mantenernos vigilantes ante cualquier avistamiento de actos ilícitos que vayan en detrimento de la seguridad. Ahora contamos con más herramientas como la línea que dispuso el OIJ 800-8000-OIJ (800-8000-645) del nuevo Centro de Información Confidencial (CICO).

Costa Rica tiene un problema de seguridad serio y no se debe comparar con ningún otro país del área para minimizar el asunto, sino buscar soluciones y sin echar culpas a los extranjeros, pues las cifras dicen lo contrario. Por eso, la apreciación de la ministra de Seguridad Pública, Janina del Vecchio, quien al asumir su cargo afirmó que la inseguridad en Costa Rica no es tan alarmante y que pensó que la situación era más seria, es preocupante y no concuerda con lo que el ciudadano común vive a diario.

INDICADORES

Es lamentable que jóvenes de entre los 15 y 18 años sean los actores de delitos y asesinatos. Han pasado los años en que se vivía tranquilo sin miedo a salir de casa y ser asaltado, vivimos en una sociedad más violenta. ¿Será que se está distribuyendo mal la riqueza del país y ésta está generando desesperación entre los que menos tienen? O peor aún, ¿Nos hicimos de la vista gorda y pensamos que nunca iba a pasar en un país tan pacífico como Costa Rica? Sea como sean, los indicadores no engañan y Costa Rica va por el mismo camino que hace unos años surcaron El Salvador y Guatemala, pero con la única diferencia que ellos no actuaron antes.

Costa Rica está en el momento propicio de responder a sus ciudadanos y garantizar el derecho a vivir en paz, de lo contrario habremos perdido el derecho de circular libremente sin temor a que nuestra integridad física se vea amenazada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: