EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

Una madre ejemplar

Posted by Periódico el centroamericano en mayo 13, 2008

Dedica su tiempo a Dios, trabaja, estudia y ayuda en la preparación académica de sus hijas

Doña Vilma Téllez es el vivo ejemplo de la mujer nicaragüense emprendedora, que ha tenido que salir del país para ganar lo suficiente para que sus hijas puedan estudiar en Nicaragua.

Cinco años después de haber emigrado a Costa Rica, donde labora como empleada doméstica, su esfuerzo está dando frutos: una de sus hijas se graduará pronto como licenciada en administración de empresas.

“Me vine por razones de que mi hija Juanita Mercedes iba a estudiar en la universidad. Ella estudia administración de empresas en la Universidad del Occidente, en Managua y gracias a Dios este año se me gradúa. La otra que tiene 16 años, también este año se bachillera”, dice orgullosa Téllez, madre soltera originaria de Matagalpa, pero criada en Managua.

El éxito en los propósitos de esta humilde mujer es la combinación de dos secretos: el primero, encomendar todas sus acciones a Dios, dado que es cristiana, y luego; una ordenada distribución de sus ingresos.

“Yo todo se lo pongo al señor, todo se lo entrego a él y me va bien. Tengo una agenda ya definida con lo que voy a hacer con mi pago, como el pago de la Universidad, los zapatos y los pases de ellas, y mis gastos personales”, explica.

TRABAJA Y ESTUDIA

La vida de Téllez transcurre entre su trabajo, el cristianismo y sus deseos de superación. Como disciplinada cristiana todas las noches lee la Biblia. Libros también, siempre y cuando sean para instruirse.

Aunque por ahora la falta de tiempo le impide continuar temporalmente con sus estudios, ella es una de tantas alumnas emprendedoras que periódicamente asisten al ministerio Alpacri (Alcanzando Paisas para Cristo) a recibir cursos de inglés y computación.

“Nunca es tarde para aprender. Lo importante es tomar un iniciativa y empezar, porque si uno no la toma uno nunca sale de donde está. Uno tiene que hacer el esfuerzo, cuando ve que el tiempo ha pasado y se logran algunas cosas”, sugiere.

Todavía es una alumna en proceso de aprendizaje, pero piensa algún día aplicar sus conocimientos a un organismo o institución de bien social que ayude a personas necesitadas.Eso sí, estar fuera de su país, lejos de sus hijas le genera sentimientos encontrados. Por un lado se siente feliz estar trabajando en Costa Rica para ayudarles en los estudios. “Si yo estoy aquí me siento alegre porque mis hijas se están superando. Si estuviera allá no podría ayudarle y ellas tal vez no estuvieran haciendo nada. En un futuro ellas serán algo y por eso uno se está sacrificando”, manifiesta. Pero como toda madre, a veces siente nostalgia por no estar al lado de sus dos retoños y poder asistirlas.

“Hemos estado separadas pero realmente no lo estamos, porque estamos unidas espiritualmente”, puntualizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: