EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

El frágil patriotismo de los empresarios nicas

Posted by Periódico el centroamericano en septiembre 25, 2008

Por José Ramón Gutiérrez

Opinión, carta enviada a la redacción

En Costa Rica existen unos 40 medianos y grandes empresarios nicaragüenses, algunos ya nacionalizados, que en su mayoría han mantenido un grado de apatía por la suerte de sus compatriotas inmigrantes de escasos recursos económicos, a tal punto que su dureza de corazón es tema de comentarios negativos entre los mismos costarricenses y miembros de otras comunidades extranjeras ejemplo de solidaridad y apoyo mutuo, como la colonia cubana y colombiana, sólo para mencionar algunas.
Igualmente, han demostrado un frágil espíritu patriótico con los temas de mayor relevancia en la vida nacional. En la pasada campaña electoral, por ejemplo, tímidamente algunos prestaron sus favores a los colores políticos de su preferencia, o tal vez sería mejor decir de su conveniencia, tratando de garantizarse beneficios económicos directos o indirectos independientemente de quien resultara ganador de la contienda. Basta revisar la lista actualizada de funcionarios “ad honoren” de diferentes embajadas y consulados nicaragüenses en el mundo, incluyendo desde luego a Costa Rica.
Si don Fabio Gadea Mantilla tuviera que escribir una de sus famosas “Cartas de amor a Nicaragua” inspirándose en los sentimientos de patriotismo de estos señores, el resultado seguramente no pasaría de un párrafo y su contenido estaría más cercano a un estado de cuenta que a una proclama de civismo y solidaridad nacionalista.
Hace algunos años, un grupo de nicaragüenses que vivimos en las comunidades pobres de Costa Rica intentamos, sin éxito, formar un equipo de béisbol. También logramos crear una guardería infantil (la que todavía funciona a medias por escasez de recursos) y por más que tocamos las lujosas puertas de nuestros paisanos empresarios, estas jamás se abrieron. La guardería sí se abrió y funciona a medias gracias al aporte de los mismos trabajadores y de dos o tres costarricenses que nos apoyaron de muy buena fe. La guardería, establecida en la ciudadela La Carpio, es una alternativa para que 75 madres de escasos recursos puedan ir trabajar con la seguridad de dejar a sus pequeños en un lugar modesto, pero seguro.
Es penosa la situación de indiferencia que priva entre gran parte de los nicaragüenses que ya se acomodaron con holgura en Costa Rica con respecto hacia aquellos que necesitan de alternativas laborales, sociales, económicas, culturales y educativas para crecer y desarrollarse como mejores seres humanos. Lo anterior, independientemente de que estas personas decidan algún día regresar a Nicaragua o se incorporen definitivamente a la sociedad costarricense, pero sin olvidar, ni mucho menos avergonzarse de sus raíces.

Considero que la gran mayoría llegamos un día en circunstancias parecidas a este país, con el cual tenemos una responsabilidad y un sentimiento de gratitud que debería manifestarse también en acciones concretas. Hablaría muy bien de nosotros como nicaragüenses y estoy seguro de que el pueblo y Gobierno de Costa Rica se sentirían también muy agradecidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: