EL CENTROAMERICANO

Nuestro periódico

Archive for the ‘Editorial’ Category

Un llamado a la cordura

Posted by Periódico el centroamericano en septiembre 25, 2008

Grafittis en un autobùs

Grafittis en un autobùs

Nicaragua y Costa Rica pasan por otro momento de discrepancia, tras el fallo del Tribunal de Juicio de Cartago que absolvió a diez acusados por la muerte de Natividad Canda, quien falleció en noviembre de 2005 al ser atacado por tres perros en un taller de esa ciudad. Aunque no respetamos el fallo ni el procedimiento de la sentencia, vale llamar a la cordura, pues muchos han hecho leña del árbol caído, incluso burlándose de la madre del fallecido.

Ciertamente fue lamentable que las autoridades de los Tribunales de Juicio permitieran ingresar a personas con signos xenófobos como el sujeto que sin consideración al dolor de la madre de Canda portaba una camisa con un canino.

Aún cuando la prensa costarricense hizo poco eco del fallo, contrario a los escandalosos titulares de los medios escritos nicaragüenses, algunos ciudadanos de estos dos países se olvidaron nuevamente que somos vecinos y tomaron trinchera entre un bando y otro para descalificar, dependiendo del lugar en el que se situaran; a Canda, a los policías y hasta los mismos perros.

Este juego cruzado, en el que está de por medio el derecho humano a la vida, es un caso más de cómo los medios de prensa, que no depuran adecuadamente la información, fomentan confrontaciones entre dos pueblos que siempre serán hermanos. Hay otros casos evidentes como el conflicto de derechos de navegación por el río San Juan y los temas vinculados a la migración, en el que los medios – no todos – toman posiciones nacionalistas que más bien generan confrontación. El nacionalismo corrompe y es tan peligroso como el fanatismo y sin duda a equivocarnos ese nacionalismo se vive igual que en Costa Rica como en Nicaragua.

Los ciudadanos comprometido con el verdadero sentido de universalidad de derechos y respeto, debemos evitar que esta corriente siga su curso, para que no ocurra – sin caer en extremos – otra Guerra del fútbol (o la Guerra de las 100 horas); llamada así porque el pretexto para iniciarla fueron los incidentes derivados de un partido de fútbol que enfrentó a las selecciones nacionales de Honduras y El Salvador, debido a las eliminatorias a la Copa Mundial de Fútbol de 1970.

A este periódico ingresan llamadas ofensivas hacia nuestros redactores por su nacionalidad y hasta amenazas llenas de odio y discriminación a nuestra labor informativa. Situaciones de este tipo son vergonzosas y no son nada más que el resultado del desconocimiento y la ignorancia.

Nicaragua y Costa Rica son dos naciones hermanas, unidas por lazos históricos, sociales y económicos, entre otros, y no se debe fomentar más la confrontación. Hay necesidades y desafíos pendientes de la agenda común, olvidado por los continuos roces diplomáticos entre Managua y San José. El desarrollo transfronterizo sigue siendo un tema pendiente, opacado por las diferencias por el San Juan.

Hace un par de años los dos países reiniciaron el Comisión Binacional, un mecanismo de diálogo que permite abordar temas migratorios, de seguridad y turismo, entre otros. A pesar de los esfuerzos, los resultados ahora no se ven y pareciera más bien que trabajan para no hacer realidad los objetivos planteados. Es allí donde deberíamos de mostrar nuestro verdadero nacionalismo, exigiendo y trabajando por el bien común; y no en patriotismo barato que termina por contaminar la conciencia de los pueblos.

Anuncios

Posted in Editorial, MIGRANTES | Etiquetado: , , , , , , | Leave a Comment »

Editorial

Posted by Periódico el centroamericano en mayo 12, 2008

Según datos del Organismo de Investigación Judicial, en el país se comente un asalto por hora, mientras que una persona muere por día producto de éstos. Los asaltos van en aumento y cada vez son más violentos, la mayoría de ellos en San José. Esas estadísticas solo pueden sugerir que el Estado les está fallando a sus ciudadanos en materia de seguridad. La seguridad ha colapsado, aunque el nuevo jerarca del Ministerio de Seguridad no lo admita.

Quienes formamos parte de la cifra de víctimas no nos podemos quedar con los brazos cruzados, pues aparte del trauma que genera que lo encañonen a uno para quitarle sus pertenencias, es inaceptable que se siga tolerando a tanto delincuente suelto, mientras los buenos ciudadanos pagan los platos rotos de leyes que dan a las víctimas en la cara como gelatina caliente. Tampoco se trata de tomar la justicia en nuestras manos, como ha sucedido en varias ocasiones, pues para ello están las autoridades.

Cuando observamos que hasta los policías no se escapan ante la ola de violencia y delincuencia en el país, y no se trata de ser alarmistas, sino realistas, nos damos cuenta que urge no sólo que los ciudadanos reclamen a las autoridades, pues se han quedado cortas en garantizar la seguridad a cada individuo que vive en este país.

Pero garantizar la seguridad en su barrio, en su residencial o hasta en su misma casa, no sólo puede depender del Gobierno, los ciudadanos estamos en la obligación de aportar al cambio. Debemos mantenernos vigilantes ante cualquier avistamiento de actos ilícitos que vayan en detrimento de la seguridad. Ahora contamos con más herramientas como la línea que dispuso el OIJ 800-8000-OIJ (800-8000-645) del nuevo Centro de Información Confidencial (CICO).

Costa Rica tiene un problema de seguridad serio y no se debe comparar con ningún otro país del área para minimizar el asunto, sino buscar soluciones y sin echar culpas a los extranjeros, pues las cifras dicen lo contrario. Por eso, la apreciación de la ministra de Seguridad Pública, Janina del Vecchio, quien al asumir su cargo afirmó que la inseguridad en Costa Rica no es tan alarmante y que pensó que la situación era más seria, es preocupante y no concuerda con lo que el ciudadano común vive a diario.

INDICADORES

Es lamentable que jóvenes de entre los 15 y 18 años sean los actores de delitos y asesinatos. Han pasado los años en que se vivía tranquilo sin miedo a salir de casa y ser asaltado, vivimos en una sociedad más violenta. ¿Será que se está distribuyendo mal la riqueza del país y ésta está generando desesperación entre los que menos tienen? O peor aún, ¿Nos hicimos de la vista gorda y pensamos que nunca iba a pasar en un país tan pacífico como Costa Rica? Sea como sean, los indicadores no engañan y Costa Rica va por el mismo camino que hace unos años surcaron El Salvador y Guatemala, pero con la única diferencia que ellos no actuaron antes.

Costa Rica está en el momento propicio de responder a sus ciudadanos y garantizar el derecho a vivir en paz, de lo contrario habremos perdido el derecho de circular libremente sin temor a que nuestra integridad física se vea amenazada.

Posted in Editorial | Etiquetado: , | Leave a Comment »